viernes, 14 de noviembre de 2014

Olímpico borrón a la historia



Por: Álvaro Álvarez Díaz 
Foto: Radio26

Aunque merece otro calificativo voy a mantener mi postura: es bochornoso lo que estoy leyendo en la página siete del Semanario Girón, el prestigioso periódico provincial de Matanzas. Un título que me conmueve y me sumerge en una profunda tristeza: Salón de la Fama: desestimado el Palmar de Junco, firmado por un reconocido y valioso historiador de esta provincia Reynaldo González Villalonga.

¿Cómo es posible? ¿Dónde está la sensatez? ¿Dónde está el respeto a la afición matancera y de una gran parte del país? ¿Se le perdió el respeto a la historia? No, no, me resisto a creer lo que estoy leyendo. Un grupo de personas se ha encargado de borrar de golpe y porrazo lo que se ha mantenido durante más de un siglo como una verdad indiscutible.

Aclaro que, me motivó y hasta me entusiasmó el hecho de que alguien se interesara por retomar la idea de REFUNDAR el Salón de la Fama del béisbol cubano, por eso estuve de acuerdo, incluso apoyé a su inspirador, el reconocido artista Ián Padrón. En todo me convenció, sus palabras ante los medios fueron interesantes, el camino parecía expedito para lograr lo que tanto trabajo ha costado concretar, hasta que se refirió al sitio escogido.

Dice González Villalonga en el trabajo que se publica en Girón: “al argumentarse que el Palmar de Junco ostentaba la honrosa condición de Monumento Nacional, aprobada en 1991 mediante la Resolución 104 de la Comisión Nacional de Monumentos, presidida por el capitán Antonio Núñez Jiménez, se nos dijo que la misma resultaba injusta, porque no contemplaba el juego inicial del campeonato del 29 de Diciembre de 1878, considerado como el primero oficial en Cuba”.

Así es, será en el antiguo Vedado Tennis Club, hoy Círculo Recreativo “José Antonio Echeverría”, en La Habana, donde quedará instalado el Salón de la Fama del béisbol cubano. ¡Que pena! Al vertedero todo el esfuerzo realizado, lo que dice la historia, los libros editados. Caramba, Alfredo Santana, yo que guardaba con tanto celo su libro dedicado al Palmar de Junco. Dicen que ahora se aprobó el 29 de Diciembre como: Día del béisbol cubano. Y el 27 de Diciembre de 1874 (140 años) ¿qué pasa con esa fecha?

Párrafo aparte para la selección de los encargados de elegir a los miembros del Salón de la Fama, pregunto: ¿No hay en las provincias personas capaces de integrar también el selecto grupo? ¿Son los habaneros los encargados de monopolizar las decisiones? Muy de acuerdo con la inclusión de Fulgueiras, Elsa Ramos y Daquinta pero….por ejemplo, los orientales con tanta historia en el béisbol cubano, ¿no tienen derecho a un representante, al menos?.

Ojalá se revise el proyecto, el reglamento y podamos disfrutar de un recinto como el Palmar de Junco, el sitio ideal para rendir homenaje a todos los jugadores y protagonistas del gran espectáculo deportivo-cultural de esta nación, digo: TODOS sin marcar épocas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario