sábado, 22 de noviembre de 2014

Lisandra, digna hija de Colón



Por: Álvaro Álvarez Díaz
Foto: Internet

Me sorprendió Virginia, una vecina que sobrepasa los setenta años y que muy pocas veces se sienta ante el televisor, con una disertación de las carreras  donde estuvo Lisandra Guerra Rodríguez, en el velódromo de Xalapa, México uno de los escenarios de competencia de los Vigésimosegundos Juegos Centroamericanos y del Caribe.

“Mi hijo, yo no puedo resistir la tentación, esa niña se crió aquí en el Edificio 24 en este Reparto Frank País, como no voy a llorar, la emoción me embarga, además cada vez que dicen: ¡Colón! Salto de alegría, este pueblo se menciona gracias a esa niña, corro junto con ella, me hago la idea que estoy encima de una bicicleta”.

“Si, es cierto, yo no soy muy amiga de la televisión pero, que va, es imposible resistirme cuando veo a Lisandrita. Un gran beso para ella, la admiración de un pueblo alegre, más que satisfecho por su actuación allá en México. Desde que monta bicicleta nueva los tiempos han mejorado y lo que le falta”.

Lo anterior puede escucharse en cualquier lugar de esta ciudad, la gente comenta hasta el delirio lo alcanzado por “La Saeta de Colón”; dueña de la velocidad individual, de los 500 metros contra reloj, la velocidad por equipo junto con la prometedora Marlies Mejías y finalmente el Keirin, en los Centrocaribes 2014.

Hace unas semanas estuvo en la Emisora “Radio Llanura de Colón” de su pueblo natal y ratificó que iba a luchar por todas las preseas posibles y… cumplió. Hoy su gente, en la Calle Joaquín Pola en esta ciudad, sus vecinos, su madre Sandra Rodríguez, fiel seguidora de su “muchachita” la esperan, se sabe que por muy corto tiempo pero, añoran ver a su reina quien llega a Colón y saluda a todos, firma autógrafos y se sienta en el parque.

Ahora le espera intensas jornadas de entrenamiento para asistir a la segunda fase de la Copa del Mundo prevista del 5 al 7 de diciembre en Londres, Reino Unido. Suerte, te seguiremos en cada pedalazo y en cada éxito de tu vida deportiva y personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario